Paro de autónomos o prestación por cese de actividad

Cómo solicitar el paro de autónomos | Cese de actividad

El paro de autónomos está destinado a proteger a los trabajadores por cuenta propia cuando por motivos no voluntarios debe cesar la actividad de su negocio. Tiene unas particularidades que lo diferencias, y mucho, del paro de los empleados por cuenta ajena.

¡Vamos a explicarte todo!

Contenido

¿Un autónomo tiene derecho a paro?

Los trabajadores autónomos, o los trabajadores por cuenta propia, tienen derecho a recibir una prestación por desempleo, o "paro de autónomo", en ciertas circunstancias. Sin embargo, su derecho al paro es condicional y muy distinto al de los trabajadores asalariados.

Para solicitar la prestación por cese de actividad, el trabajador autónomo debe presentar una solicitud en el organismo de protección social correspondiente, proporcionar la documentación que demuestre que el cese de la actividad no fue voluntario y cumplir con todas las demás condiciones que se exijan.

¿Todo lo cotizado como autónomo cuenta para el paro?

Cuando un autónomo se da de alta en el RETA decide si va a cotizar o no por cese de actividad. Marcar o no esa casilla es crucial para poder acceder en el futuro al paro de autónomos.

En cualquier momento después del alta podrá cambiar de parecer si no cotizaba por cese de actividad desde el principio, pero lo cotizado para el paro de autónomos comenzará a contar desde el momento en el que comunique a la Seguridad Social que cotizará por ese concepto.

Es necesario aclarar que si un autónomo cotiza por cese de actividad su cuota de autónomo sufrirá un incremento mensual.

La Prestación por Cese de Actividad es el paro de los autónomos

La prestación por cese de actividad es el nombre específico del mal llamado paro de autónomos, y es un tipo de ayuda económica proporcionada por el estado o las autoridades laborales. Es una prestación específicamente destinada a los trabajadores autónomos o por cuenta propia cuando deben cesar su actividad por motivos económicos, técnicos, productivos, organizativos, fuerza mayor, o por pérdida de licencia administrativa, entre otros motivos establecidos por la ley.

La prestación por cese de actividad es un instrumento valioso para proporcionar seguridad financiera a los trabajadores autónomos en situaciones desafiantes. Es importante entender y familiarizarse con sus derechos y beneficios laborales para aprovechar al máximo estos recursos.

Requisitos del paro de autónomos

Existen unos requisitos generales de obligado cumplimiento, y además hay que acogerse a un motivo justificado de carácter técnico o personal que motive el cese de actividad de entre los supuestos contemplados.

Requisitos generales para acceder al paro de autónomos

  1. Cotización por cese de actividad: El autónomo debe estar al día en sus contribuciones sociales y debe haber optado por la cotización por cese de actividad.
  2. Cese involuntario de la actividad: El autónomo debe demostrar que el cese de actividad es debido a circunstancias más allá de su control, como la bancarrota, la pérdida de licencia para operar, o motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos.
  3. Estancia legal en España: El trabajador autónomo debe estar legalmente en España y no haber alcanzado la edad de jubilación.
  4. Estar al corriente en el pago de las cotizaciones: el autónomo debe estar libre de deudas respecto a la cuota de autónomo.

Requisitos técnicos para acceder al paro de autónomos

Para acceder al paro de autónomos el cierre final del proyecto empresarial tiene que estar motivado por alguno de los siguientes supuestos:

Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

El primer supuesto es que las pérdidas superen en un 10% a los ingresos generados, siempre que no se trate del primer año de actividad.

El segundo supuesto, que por ejecuciones administrativas o de carácter judicial se deba pagar por deudas un 30% o más de los ingresos generados en el anterior ejercicio fiscal anual.

Causas de fuerza mayor con cese temporal o definitivo de la actividad

Cuando una actividad económica o profesional concluye por causas de fuerza mayor debe ser acreditada por el órgano competente, y acompañada de una declaración jurada del autónomo afectado.

Para tener la consideración de fuerza mayor es necesario que el motivo sea absolutamente ajeno al autónomo, con la excepción de enfermedad y crisis económica.

Pérdida de licencia administrativa esencial para el desarrollo de la actividad

Esta causa es muy común y se admite para poder solicitar el paro de autónomos. Ejemplos posibles son la retirada de carnet de un transportista, o la licencia sanitaria para una actividad relacionada con animales. Además este requisito se da por cumplido incluso cuando la retirada de la licencia viene motiva por una causa penal.

Cese involuntario de autónomos en sociedades

Será requisito indispensable el carácter involuntario en los autónomos societarios que dejen su cargo de consejero, administrador o en nómina. Además, es necesario que hayan pérdidas del 10% en un año, o que el patrimonio neto no alcance las dos terceras partes del capital social.

Causa de violencia de género

Las víctimas de violencia de género gozan de especial protección, ya que en los siguientess 6 meses podrían volver a la actividad económica o profesional y que se cotice el tiempo sin actividad como si hubieran continuado. Será necesaria la declaración de la solicitante el auto de incoación de diligencias previas, el auto de adopción de medidas cautelares de protección a la víctima, o el informe del Ministerio Fiscal que confirme la existencia de indicios de violencia.

Causa de separación matrimonial o divorcio

El cese deberá producirse en los 6 meses siguientes al acuerdo de divorcio o separación (o resolución judicial), y solo es aplicable cuando el afectado fuera autónomo colaborador familiar.

Cómo dejar de ser autónomo y cobrar el paro

A continuación, se detallan los pasos a seguir para darse de baja como autónomo y cobrar la prestación por cese de actividad.

Pasos para Darse de Baja como Autónomo

  1. Comunicar el Cese de Actividad Económica en la Agencia Tributaria: Esto se realiza mediante la declaración censal (modelo 036 o 037), indicando en ella el cese de actividad.
  2. Solicitar la Baja en el RETA: Deberás presentar tu solicitud de baja ante la Tesorería General de la Seguridad Social. Esta gestión puede realizarse de manera presencial o por vía telemática.
  3. Realizar la Declaración Trimestral de IVA e IRPF: Esto corresponde al último periodo en el que realices la actividad como autónomo.

Pasos para Solicitar la Prestación por Cese de Actividad

  1. Preparar la Documentación Necesaria: Deberás reunir la documentación pertinente que acredite que el cese de tu actividad se debe a causas económicas, técnicas, productivas, organizativas o de fuerza mayor.
  2. Solicitar la Prestación a la Mutua: Deberás presentar tu solicitud a la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social con la que protejas la contingencia por cese de actividad. Esto se puede hacer de forma presencial o por vía telemática.
  3. Esperar la Resolución: Una vez hayas presentado tu solicitud, se procederá a su evaluación y, finalmente, se emitirá una resolución que se te notificará.

Es importante recordar que, para tener derecho a la prestación por cese de actividad, es necesario demostrar que el cese de la actividad no fue voluntario y que se ha estado al corriente del pago de las cotizaciones sociales.

Duración de la prestación por cese de actividad

El periodo máximo para computar la duración del paro del autónomo es de 4 años (48 meses), al igual que los empleados por cuenta ajena, pero con la diferencia de que en el caso de los autónomos este periodo es continuado e inmediatamente anterior a su baja en el RETA.

Meses de cotización
Meses de prestación
De 12 a 17
4
De 18 a 23
6
De 24 a 29
8
De 30 a 35
10
De 36 a 42
12
De 43 a 47
16
48 o más
24

La duración de esta prestación está ligada directamente al tiempo que se ha pagado en concepto de cese de actividad. El importe de la prestación corresponde a un porcentaje de la base reguladora, el cual puede variar dependiendo de la normativa vigente.

Calcular el paro de un autónomo

El importe a recibir depende del tiempo cotizado, y suele ser un porcentaje del ingreso base que se haya elegido al darse de alta en autónomos.

En la mayoría de casos, salvo el cese de actividad por fuerza mayor temporal, se computará para el paro del autónomo el 70 % de la base reguladora. Se tendrá en consideración la media de las bases de cotización de los 12 meses inmediatamente anteriores a la baja en el RETA.

Como excepción, si el cese de actividad fuera debido a fuerza mayor temporal y parcial solo es aplicable el 50 % de la base reguladora.

Cuantía máxima y mínima de la prestación por cese de actividad

El máximo de prestación que podrá recibir el autónomo por cese de actividad será el 175% del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), que será incrementado en caso de que el trabajador por cuenta propia tenga uno o más hijos a su cargo. Dependiendo de cuántos sean los descendientes a cargo, se podrá alcanzar el 200% o el 225% del IPREM.

La cuantía mínima será de 80%, a menos que tenga hijos a cargo, que incrementará este porcentaje hasta un 107%. Este límite no se aplicará cuando el autónomo cotizara por debajo de una base menor a la mínima.

Debido a que el IPREM sufre variaciones año a año, para decidir las cuantías máximas y mínimas se tendrá en consideración el IPREM vigente en el momento de la baja en RETA, más una sexta parte del mismo.

Ejemplo de cómo calcular el paro de autónomos

Veamos en cuánto se queda el total de la prestación mensual con un ejemplo práctico.

Un autónomo ha cotizado una media de 1500€ todos los meses del último año. Si le aplicamos el 70% a esa cifra obtendremos que esa persona cobrará cada mes 1050€.

Esta cifra coincide casualmente con la cuantía máxima que puede percibir un autónomo sin hijos a cargo, porque es el mismo resultado que el 175% de 600€, el IPREM vigente en 2023. Eso sí, sin tener en cuenta el ya mencionado incremento en una sexta parte. Quiere decir que si hubiera cotizado más, no podría cobrar mucho más por la prestación por cese de actividad.

¿En qué casos se interrumpe el paro de autónomos?

La prestación económica por cese de actividad puede llegar a ser interrumpida, sin afectar al período de su percepción, si se da alguno de los supuestos que se exponen a continuación:

  • Trabajar como asalariado o cuenta propia en un tiempo inferior a un año
  • Traslado de residencia al extranjero por un periodo continuado inferior a 12 meses, siempre que el objetivo sea la búsqueda o realización de trabajo, o perfeccionamiento profesional, o cooperación internacional.
  • Salida ocasional al extranjero por tiempo no superior a 30 días naturales por una sola vez cada año, y notificándolo previamente al SEPE.
  • Ser condenado con privación de libertad.

¿En qué casos se extinguirá el derecho al paro de autónomos?

El derecho a la prestación económica por cese de actividad acabará definitivamente en los siguientes casos:

  • Infracciones graves o reiteración de sanciones leves.
  • Trabajar más de 12 meses desde el nacimiento del derecho.
  • Estancia en el extranjero por más de 30 días sin tener objetivos laborales, formativos o de cooperación internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir