IRPF Autónomos

IRPF autónomos | Porcentajes y modelo a presentar

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un sistema tributario que se también se aplica a los rendimientos obtenidos por los trabajadores autónomos en España. Este impuesto se calcula con base en los ingresos que generan los profesionales y empresarios autónomos en el desarrollo de su actividad económica.

Contenido

Retenciones del IRPF de los autónomos en sus facturas

Los autónomos deben aplicar un porcentaje de IRPF en sus facturas siempre que el receptor de la misma se trate de otro autónomo o una empresa.

Tipo de actividad
Porcentaje
Actividades profesionales
15%
Actividades profesionales primeros dos años
7%
Actividades empresariales
0%
Actividades agrícolas, ganaderas, forestales
1-2%

En el caso de emitir facturas a particulares no se debe aplicar ningún porcentaje, ya que estos no presentan a Hacienda declaraciones por retenciones. Además tampoco se aplican cuando se factura a empresas extranjeras, por el mismo motivo.

Retención IRPF de autónomos profesionales

La retención del IRPF de los autónomos profesionales es del 15%.

Los autónomos profesionales son aquellos que se dedican a profesiones liberales como es el caso de periodistas, artesanos, programadores, publicistas, psicólogos entre otros. También aquellos que, para ejercer su profesión, necesitan estar colegiados. Sabrás distinguirte perfectamente puesto que al darte de alta en el IAE hay un grupo concreto que engloba a todos los profesionales: la sección 2.

Retención IRPF de nuevos autónomos profesionales

Los nuevos autónomos profesionales podrán opcionalmente retener un IRPF del 7% durante los dos primeros años. Es importante aclarar que, durante este periodo especial, si en algún momento emiten una factura con un 15% de IRPF, ya no podrán volver al 7% de nuevo.

El objetivo de este medida es evitar la descapitalización del nuevo emprendedor, pero no se trata de ninguna ayuda económica, ya que la diferencia respecto a retener el 15% se compensará en la declaración de la renta.

Autónomos exentos de retener IRPF

Los autónomos de alta en actividades empresariales, que son las incluidas en la sección 1 del Impuesto de Actividades económicas (IAE), no tienen que aplicar IRPF en las facturas.

Retenciones especiales de IRPF

Hay algunas actividades con una retención distinta de las más generales como las Actividades agrícolas y restantes actividades ganaderas, que es de un 2%, con excepción de aquellas de engorde de porcino y avicultura, que se aplica un 1% de retención IRPF. También las actividades forestales, con un 2%.

Modelos fiscales del IRPF para autónomos

Los siguientes modelos fiscales relacionados con el IRPF de los autónomos son trimestrales, y se deben presentar en los plazos que se mencionan en la siguiente tabla.

Trimestre
Fechas de plazo
Primer trimestre
de 1 a 20 de abril
Segundo Trimestre
de 1 a 20 de julio
Tercer trimestre
de 1 a 20 de octubre
Cuarto trimestre
de 1 a 30 de enero del año siguiente

Modelo 111

El principal objetivo del modelo 111 es declarar las retenciones que se han efectuado a cuenta del IRPF de los empleados, así como aquellas que se han realizado a profesionales y otros empresarios a lo largo del trimestre. Estos ingresos recaudados son entregados a Hacienda como un adelanto del IRPF que los trabajadores y profesionales deberán pagar en su declaración anual de la renta.

Este modelo afecta principalmente a:

  1. Empresarios individuales (autónomos) que tienen empleados.
  2. Empresas y corporaciones que tienen empleados.
  3. Profesionales que han retenido IRPF a otros profesionales por los servicios prestados.
  4. Entidades en régimen de atribución de rentas (como las comunidades de bienes) que tienen rendimientos del trabajo o de actividades económicas.

Modelo 115

El principal objetivo de este modelo es dar a conocer a la Agencia Tributaria las retenciones e ingresos a cuenta por concepto de alquileres de inmuebles que la empresa o autónomo han realizado en sus pagos durante el trimestre. Estas retenciones son entregadas a Hacienda como un adelanto del IRPF
correspondiente al propietario del inmueble.

El modelo 115 afecta a:

  1. Empresarios individuales o autónomos que tienen locales de negocio o viviendas alquiladas para el desarrollo de su actividad.
  2. Empresas que alquilan locales de negocio, oficinas o naves industriales para el desarrollo de su actividad.
  3. Cualquier otra entidad que alquila inmuebles urbanos (pisos, locales, oficinas, etc.)

Modelo 130

El modelo 130 de Hacienda es un formulario de autoliquidación que deben presentar los autónomos en España que están dentro del régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Este modelo afecta a empresarios y profesionales en régimen de estimación directa, ya sea normal o simplificada, así como los del régimen de agricultura, ganadería y pesca de carácter general.

No obstante, están exentos de presentar el modelo 130 quienes realicen por lo menos el 70% de sus operaciones con retención o ingreso a cuenta.

Modelo 131

El modelo 131 de Hacienda es un documento de autoliquidación que presentan los trabajadores autónomos o empresarios individuales en España que están en el régimen de estimación objetiva (también conocido como sistema de módulos) para el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Como excepción, las actividades agrícolas, ganaderas y forestales no tendrán que presentar este modelo.

Declaración de la Renta de los autónomos

Al finalizar el año fiscal, el autónomo necesita presentar su declaración de la renta y calcular el total de su deuda tributaria. La cantidad ya pagada en concepto de pagos a cuenta será descontada de este importe total y, si ha pagado de más durante el año, Hacienda le devolverá dinero. Por otro lado, si ha pagado de menos, deberá abonar la diferencia.

La declaración de la renta en los autónomos es un trámite que puede resultar complejo, y es recomendable contar con asesoramiento profesional para, no solo evitar errores, sino también para deducirse hasta el último céntimo posible.

Se trata de la misma renta que para las personas físicas. Es el mismo documento, solo que tendrá que rellenarse el apartado de actividades económicas, algo que los asalariados no necesitan.

IMPORTANTE: no hay borrador de la renta para los autónomos. Si eres autónomo y asalariado y solicitas el borrador, no incluirá las actividades económicas. Hay que meter los datos manualmente.

Subir