Crear una empresa en España

Cómo crear una empresa | Pasos desde cero

Crear una empresa en España es un proceso mucho más complejo que simplemente hacerse autónomo. Por ese motivo creo que es imprescindible hacer una guía lo más completa posible y, aún así, recomendamos por experiencia contar con una asesoría desde el principio, porque un empresario debe centrar sus esfuerzos en hacer crecer su negocio, y no en convertirse en experto burocrático y de marketing.

Contenido

Estudio de mercado antes crear una empresa

Realizar un estudio de mercado antes de crear una empresa es fundamental para el éxito y la supervivencia de cualquier nuevo negocio. Es una herramienta esencial en los negocios que ayuda a reducir los riesgos, entender la competencia, identificar oportunidades y comprender las necesidades del cliente. Todo esto, en última instancia, contribuye a la toma de decisiones efectiva y al éxito general de una empresa.

Identificar oportunidades y riesgos en el mercado

El estudio de mercado permite a los empresarios identificar y anticipar los posibles desafíos y oportunidades en el mercado. Esto ayudará a formular estrategias efectivas al crear una empresa, y tomar decisiones informadas que garantizarán el éxito del negocio.

Comprender a la competencia

El estudio de mercado ofrece un conocimiento detallado de la competencia en el sector. Esta comprensión es crucial para posicionar de manera efectiva el nuevo negocio y puede dar una ventaja competitiva.

Entender las necesidades del cliente

Un estudio de mercado bien hecho puede proporcionar una visión valiosa de las necesidades y preferencias de los clientes. Permite a los empresarios personalizar sus productos o servicios para satisfacer estas necesidades, lo que puede conducir a una mayor lealtad de los clientes.

Facilitar la toma de decisiones

Los datos del estudio de mercado proporcionan una base sólida para la toma de decisiones cuando se crea una empresa. Esto puede implicar decidir la ubicación de un negocio, el precio del producto, la selección del target, entre otros.

Minimizar los riesgos

El estudio de mercado puede minimizar los riesgos al proporcionar información crucial sobre los posibles desafíos y oportunidades en un mercado específico. Esto puede ayudar a los empresarios a evitar errores costosos.

Plan de empresa

Un plan de empresa, también conocido como plan de negocio, es un documento esencial que describe los objetivos de una empresa y las estrategias para alcanzarlos. Aquí se detallan las razones por las que es importante hacer un plan concienzudo antes de crear una empresa.

Elaborar un plan de empresa, también denominado plan de negocio, antes de crear una empresa es fundamental para su éxito. No solo proporciona una estructura y dirección claras al negocio, sino que también puede ser esencial para atraer la inversión necesaria. En resumen, un plan de empresa es un documento vital que todo empresario debe tener antes de iniciar su empresa.

Guiar la visión de la empresa

El plan de empresa actúa como un mapa de ruta que ayuda a los propietarios del negocio a visualizar su visión y cómo lograrla. Detalla los pasos específicos y las estrategias que la empresa debe seguir para alcanzar sus metas y objetivos.

Adquirir financiación

En la mayoría de los casos, los prestamistas y los inversores requieren un plan de empresa bien estructurado. Esto les permite evaluar si vale la pena invertir en el negocio. Un plan de empresa detallado puede ser convincente y demostrar el valor potencial del negocio. También es necesario un plan de empresa para solicitar algunas ayudas gubernamentales.

Identificar posibles desafíos

El proceso de elaboración de un plan de empresa implica identificar posibles desafíos y elaborar estrategias para superarlos. Esto puede preventivamente salvar al negocio de problemas futuros.

Organizar las operaciones del negocio

Un plan de empresa ayuda a organizar varias operaciones comerciales, como la producción, marketing, ventas, gestión de personal, entre otros. Esto facilita un funcionamiento eficiente y sistemático del negocio.

Evaluar la viabilidad

El plan de empresa sirve como herramienta para evaluar la viabilidad del negocio en términos de rentabilidad, sostenibilidad y crecimiento. Esto guía a los propietarios de negocios a tomar decisiones mejor informadas al crear una empresa.

Elegir la forma jurídica

En España, existen varias formas jurídicas para crear una empresa, cada una con sus propias características y requisitos. La elección de la forma jurídica puede depender de factores como el tipo de negocio, el capital disponible, el número de propietarios y la responsabilidad legal. Siempre es recomendable obtener asesoramiento de un experto en derecho o consultor de negocios para asegurarte de que estás tomando la decisión correcta. No trates de ser un experto en todo. Aquí te mostramos cómo elegir la forma jurídica de tu empresa en España.

Determinar el número de propietarios

El número de propietarios puede influir en la elección de la forma jurídica. Por ejemplo, si eres el único propietario, puedes elegir entre ser autónomo o crear una Sociedad Unipersonal. Si hay más de un propietario, puedes elegir una Sociedad Limitada (SL), una Sociedad Anónima (SA), entre otras.

Evaluar el capital disponible

Las formas jurídicas varían en términos de capital requerido. Por ejemplo, para crear una empresa SL se necesita un capital mínimo de 3.000 euros, mientras que para una SA se necesita un capital mínimo de 60.000 euros.

Considera la responsabilidad legal

La responsabilidad legal es otro aspecto crucial a tener en cuenta. En una SL, la responsabilidad de los socios se limita al capital aportado a la empresa creada, mientras que en el caso de ser autónomo, la responsabilidad es personal e ilimitada, lo que significa que los bienes personales pueden verse afectados en caso de deuda o quiebra de la empresa.

Tipo de actividad de la empresa

El tipo de actividad también puede influir en la elección de la forma jurídica. Algunas actividades se adaptan mejor a ciertas formas jurídicas. Por ejemplo, una actividad de alto riesgo puede requerir una forma jurídica que limite la responsabilidad de los propietarios.

Solicitar la Certificación negativa del nombre de empresa

La certificación negativa del nombre de la empresa es un documento oficial que proporciona el Registro Mercantil Central en España. Esta certificación confirma que no existe ninguna otra empresa registrada con el mismo nombre. A continuación, se presentan las razones por las cuales es importante solicitar esta certificación al crear una empresa.

Exclusividad del nombre de la empresa

Solicitar la certificación negativa del nombre de la empresa asegura la exclusividad de la denominación de tu empresa. Esta exclusividad puede ayudar a establecer una identidad de marca única y prevenir la confusión entre los consumidores.

Evitar infracciones legales

Si operas un negocio con el mismo nombre que otra empresa registrada previamente, podrías enfrentar acciones legales por infracción de marca. Solicitar la certificación negativa puede ayudar a evitar estos problemas legales potenciales.

Preparación para el registro de la empresa

En España, para crear una empresa, es necesario que el nombre que se desea usar no esté ya registrado. El certificado negativo del nombre de la empresa confirma que el nombre elegido está disponible y es un requisito necesario para la constitución de la empresa.

Redactar los estatutos sociales

Los estatutos sociales son uno de los documentos más importantes al crear una empresa. Son las reglas que rigen la operación de la empresa, su estructura interna y la relación entre los socios. Al redactar los estatutos sociales de una empresa, es fundamental que todos los aspectos importantes de la operación y gobernanza de la empresa sean considerados. Como este documento tendrá efectos legales en el funcionamiento de la empresa, es recomendable consultar con un abogado o asesor legal para garantizar que los estatutos sean redactados correctamente.

Nombre y objeto de la empresa

Los estatutos deben incluir el nombre de la empresa y el objeto o propósito de la empresa. Este último debe ser claro y específico para que las actividades de la empresa se encuentren claramente delimitadas.

Capital social

Es importante definir cuánto capital aportará cada socio y cómo se distribuirán las participaciones entre ellos. Además, se debe especificar si el capital está totalmente pagado y cuánto representa cada participación.

Gobierno de la empresa

Debes establecer claramente cómo se gobernará la empresa, incluyendo el método de nombramiento, remoción y responsabilidades de los directores o gerentes. También debes definir cómo se realizarán las reuniones y las votaciones.

Derechos y obligaciones de los socios

Los estatutos deben especificar los derechos y obligaciones de cada socio. Esto puede incluir derechos de voto, derechos a dividendos, obligaciones de no competencia, entre otros.

Política de dividendos

Los estatutos también pueden especificar la política de la empresa en cuanto a la distribución de dividendos. Por ejemplo, puede establecer requisitos sobre cuánto de las ganancias se deben reinvertir en la empresa antes de distribuir dividendos.

Procedimientos para admisión y retiro de socios

Es vital definir, cuando creas una empresa, el procedimiento para la admisión de nuevos socios y el retiro o venta de participaciones de los socios existentes. Esto puede incluir el derecho de preferencia de los socios actuales para comprar las participaciones en venta.

Abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa

Al crear una empresa, es imprescindible abrir una cuenta bancaria a su nombre, al menos en España. Lo primero que hará la administración es comprobar que el depósito del capital social existe en esa cuenta. A continuación, se detallan las razones por las que es esencial tener una cuenta bancaria a nombre de la empresa.

Separación de los fondos personales y empresariales

Una cuenta bancaria de empresa permite mantener separados los fondos personales de los empresariales. Esto facilita la gestión financiera, simplifica la contabilidad y hace más sencilla la presentación de impuestos.

Credibilidad y profesionalismo

Tener una cuenta bancaria a nombre de la empresa aporta credibilidad y profesionalismo al negocio. Proporciona una imagen de seriedad y establecimiento frente a clientes, proveedores y posibles inversores.

Facilita las transacciones comerciales

Una cuenta bancaria a nombre de la empresa facilita el proceso de realizar y recibir pagos comerciales. Permite el uso de métodos de pago como transferencias bancarias, cheques y tarjetas de débito/crédito empresariales.

El requisito de depositar el capital social

En España, tener una cuenta bancaria a nombre de la empresa es un requisito para realizar ciertos trámites, como la constitución de la empresa, la contratación de empleados, y el más importante, el depósito inicial del capital social al crear una empresa.

Control eficiente del flujo de caja

Una cuenta bancaria de empresa ofrece una visión clara de los ingresos y los gastos del negocio. Esto es fundamental para el control del flujo de caja y la planificación financiera.

Solicitar el Número de identificación fiscal

El Número de Identificación Fiscal (NIF), antiguamente CIF, es un código que se otorga a cada negocio en España con fines fiscales. Al crear una empresa, es imprescindible obtener este número para el correcto funcionamiento y cumplimiento fiscal de la empresa. Se solicita en la Agencia Tributaria una vez que se ha constituido la sociedad y se ha obtenido la denominación social.

Definición del Número de Identificación Fiscal (NIF)

El NIF es un número único de identificación que asigna la Agencia Tributaria en España a cada empresa y a cada individuo. Para las empresas, el NIF empieza con una letra seguida de ocho dígitos. La letra indica el tipo de sociedad (por ejemplo, "A" es para las Sociedades Anónimas, "B" es para las Sociedades Limitadas).

Cuándo y dónde solicitar el NIF

Al crear una empresa, se debe solicitar el NIF en la Agencia Tributaria. La solicitud se realiza una vez que se han firmado los estatutos sociales ante notario y se ha obtenido la denominación social. Normalmente, se solicita de forma presencial en la delegación de la Agencia Tributaria correspondiente, aunque también se puede hacer online si se dispone de certificado digital.

Importancia del NIF

El NIF es fundamental para la actividad de cualquier empresa, ya que es necesario para numerosos actos y obligaciones fiscales, como la presentación de impuestos, la emisión de facturas, las operaciones bancarias empresariales, entre otros.

Escritura pública ante notario

La escritura pública de una empresa es un documento legal que oficializa la creación de una sociedad y detalla sus características fundamentales tal como la denominación, el objeto social, el capital social, entre otros.

Es esencial al crear una empresa. Este proceso involucra la redacción de los estatutos sociales, la firma ante notario y el registro de la empresa. Como este proceso puede ser complicado y está sujeto a regulaciones legales, es recomendable contar con el asesoramiento de un experto, como un abogado o asesor de empresas, para garantizar que se realice correctamente. Aquí te explicamos cómo se realiza la escritura pública de una nueva empresa ante notario en España.

Paso 1: Preparación de la documentación necesaria

La documentación necesaria para la escritura pública de una empresa incluye el certificado de denominación negativa (que confirma que ninguna otra empresa tiene el mismo nombre), el NIF provisional y el justificante del depósito del capital social en un banco.

Paso 2: Presentación de los estatutos sociales

Los estatutos sociales son el reglamento interno de la sociedad y forman parte de la escritura pública. Estos documentos deben ser preparados y revisados antes de la firma. Deben incluir detalles como el objeto social, el capital social, la distribución de participaciones, la forma de administración de la sociedad, entre otros aspectos.

Paso 3: Firma ante el notario

Los socios de la empresa, o sus representantes adecuadamente facultados, deben acudir a la notaría para firmar la escritura pública. El notario autentificará los documentos y verificará la identidad y capacidad de los firmantes.

Paso 4: Pago de la tarifa notarial

Después de la firma, se debe pagar la tarifa notarial, cuyo costo varía dependiendo del capital social de la empresa.

Paso 5: Registro de la empresa

Una vez firmada la escritura pública, la empresa debe ser registrada en el Registro Mercantil. El notario puede enviar la escritura pública al Registro Mercantil de forma telemática para iniciar este proceso.

Inscripción en el Registro Mercantil

Inscribir una empresa en el Registro Mercantil es un paso necesario en el proceso de crear una empresa en España. Proporciona una existencia legal a la empresa y permite su operación dentro del marco legal. Este proceso puede requerir tiempo y cierta documentación, por lo que se recomienda planificar con antelación para asegurar una correcta realización. crucial para su creación en España. Aquí se detalla el proceso para lograrlo.

Obtención de la Escritura de Constitución

La primera etapa para inscribir una empresa en el Registro Mercantil es obtener la Escritura de Constitución de la empresa. Esto se hace a través de un notario, quien autentica la Escritura de Constitución que contiene los estatutos de la sociedad y se entrega el certificado de denominación negativa.

Liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD)

Tras la obtención de la escritura notarial, el siguiente paso es liquidar el ITP y AJD, que es obligatorio pero exento de pago para las nuevas empresas en la mayoría de los casos. Este trámite se realiza en la Consejería de Hacienda de la comunidad autónoma correspondiente.

Presentación y solicitud en el Registro Mercantil

Una vez liquidado el impuesto, se presenta la escritura notarial y el justificante de liquidación del impuesto en el Registro Mercantil correspondiente al domicilio social de la empresa. En este momento, el Registro realiza una verificación de la documentación y, si todo está en orden, inscribe a la empresa.

Pago de las tasas del Registro Mercantil

Una vez aceptada la inscripción, se tienen que abonar las tasas del Registro Mercantil, que varían en función del capital social de la empresa.

Obtención de la inscripción definitiva

Finalmente, tras el pago de las tasas, el Registro Mercantil proporcionará una inscripción definitiva que certificará oficialmente la existencia de la empresa.

Inscripción en la Seguridad Social

La inscripción en la Seguridad Social es necesaria desde el momento en que la empresa va a contratar a su primer trabajador. También es necesaria para trabajadores autónomos que deciden constituirse como empresa. Aquí te explicamos cómo realizar este proceso.

Paso 1: Rellena el Modelo TA.6

Primero, debes rellenar el Modelo TA.6, que es el documento oficial de solicitud de inscripción de empresas en la Seguridad Social. En este formulario, proporcionarás información sobre la empresa, incluyendo el nombre, la dirección y el tipo de actividad.

Paso 2: Adjunta la documentación necesario

Además del formulario TA.6, necesitarás presentar una serie de documentos, que incluyen la escritura pública de constitución de la empresa, el NIF de la empresa y, en caso de sociedades, el DNI del representante legal de la empresa.

Paso 3: Presenta la solicitud

Deberás presentar el formulario TA.6 y la documentación adjunta en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) correspondiente al domicilio social de la empresa. La presentación se puede hacer de forma presencial o por vía telemática si se dispone de certificado digital.

Paso 4: Recibe el Código de Cuenta de Cotización

Una vez procésalo la solicitud, la TGSS te otorgará un Código de Cuenta de Cotización (CCC). Este código identifica a la empresa ante la Seguridad Social y se utilizará para todos los trámites relacionados con las cotizaciones sociales de los trabajadores.

Registro de marcas y patentes

El registro de marcas y patentes en España es un aspecto muy importante al crear una empresa, aunque no obligatorio. Proporciona protección legal, fomenta la innovación y aumenta el valor de mercado de las empresas.

El registro de una marca o patente proporciona a las empresas derechos exclusivos sobre sus productos, servicios o invenciones, pero más importante aún, sobre el uso comercial del nombre de la empresa y su logotipo. Esto evita la imitación o el uso no autorizado y puede servir como base para tomar medidas legales contra las infracciones.

Se han dado casos de negocios que han tenido que modificar su nombre comercial, con el consecuente daño en marketing, porque un nuevo empresario ha registrado la marca al crear su empresa. ¡No te la juegues! Basta con que la empresa que sí tiene el registro lo denuncie a la OEPM.

Solicitar licencias y permisos al ayuntamiento

Al crear una empresa en España, es posible que se necesiten varios permisos y licencias otorgados por el ayuntamiento local. Estos permisos son necesarios para garantizar que la empresa cumple con las regulaciones locales y operará de manera segura y legal. No obtener los permisos requeridos puede resultar en multas, sanciones e incluso el cese de la actividad empresarial.

Licencia de apertura o actividad

Es necesaria para confirmar que el local donde se realizará la actividad de la empresa cumple con los requisitos legales y técnicos establecidos por el ayuntamiento. Este permiso asegura que las instalaciones se ajustan a los reglamentos de seguridad, sanidad, accesibilidad, entre otros.

Licencias de obra

Si la creación de la empresa implica la realización de obras, tanto mayores como menores, en un local, se necesitará solicitar una licencia correspondiente ante el ayuntamiento.

Licencias de actividad clasificada

Para actividades que pueden tener impacto medioambiental o generar molestias, como ruidos y olores, es necesario solicitar esta licencia. Esto incluye, por ejemplo, empresas en el sector industrial o de hostelería. También suele ocurrir con empresas que trabajan con animales.

Licencia de terraza

En el caso de negocios de hostelería que deseen instalar una terraza en la vía pública, es necesario solicitar una licencia de terraza.

Licencia de publicidad exterior

Si la empresa planea instalar publicidad exterior, como un rótulo o una lona, es probable que se necesite un permiso.

Alta en el IAE

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) es un tributo que grava la realización de cualquier tipo de actividad económica en España. No obstante, las empresas con un volumen de operaciones inferior a 1 millón de euros quedan exentas de este impuesto. A pesar de esta exención, es obligatorio realizar el alta en el IAE cuando se comienza una actividad económica. Aquí te presentamos cómo dar de alta a una empresa en el IAE.

Paso 1: Obtén el Modelo 036 o 037

Debes de rellenar el Modelo 036 (Declaración Censal de alta, modificación y baja en el Censo de Empresarios) o el Modelo 037 (versión simplificada del Modelo 036) disponibles en la página oficial de la Agencia Tributaria.

Paso 2: Completa el formulario

En el formulario, entre otros datos, deberás proporcionar la información fiscal de tu empresa, los datos identificativos y el código correspondiente a la actividad económica que desarrollará tu empresa según la clasificación del IAE.

Paso 3: Presentar el formulario

Una vez completado el formulario, debes presentarlo en la oficina de la Agencia Tributaria correspondiente o, si dispones de un certificado digital, puedes presentarlo de forma telemática a través del portal online de la Agencia Tributaria.

Paso 4: Confirmación del alta en el IAE

Al presentar correctamente el formulario, la Agencia Tributaria confirmará que has dado de alta a tu empresa en el IAE.

Certificado electrónico de empresa

El certificado electrónico de empresa en España, también conocido como certificado digital FNMT, es una herramienta tecnológica que proporciona a las empresas un medio seguro de identificación y autenticación en internet. Su importancia es tal que se convierte en un recurso imprescindible para cualquier empresa que desee operar eficientemente en el entorno digital actual. Aquí tienes varios motivos.

Identificación Segura en Internet

Un certificado electrónico permite a las empresas identificarse y realizar transacciones y comunicaciones seguras en internet. Proporciona una forma segura de confirmar la identidad de una empresa en línea y garantizar que la comunicación y los datos intercambiados no puedan ser interceptados o alterados.

Rapidez y Comodidad en las Gestiones

Los certificados electrónicos permiten a las empresas realizar una gran variedad de trámites de forma telemática y sin necesidad de desplazarse o hacer colas, lo que ahorra tiempo y recursos. Esto incluye la presentación telemática de declaraciones fiscales, facturación electrónica, gestiones laborales y muchos otros trámites ante organismos públicos.

Validez Legal

Los documentos y transacciones realizados con un certificado electrónico tienen plena validez legal. Esto significa que pueden tener los mismos efectos legales que un documento firmado en papel.

Ahorro de Tiempo y Recursos

El uso de certificados electrónicos puede resultar en un considerable ahorro de tiempo y recursos para las empresas. Reduce la necesidad de impresión y envío de documentos, y agiliza el proceso de gestión al permitir la realización de trámites de forma instantánea.

Comenzar pronto las primeras acciones de marketing al crear una empresa

No se recomienda retrasar las primeras acciones de marketing, ya que al crear una empresa lo más duro son los inicios, cuando aún no se ha hecho un sitio en el mercado. Darse a conocer es imprescindible para crecer. Por eso aconsejamos las siguientes acciones:

  • Crear la ficha de empresa en Google My Business.
  • Cuidar mucho las primeras reseñas de clientes.
  • Crear una página web.
  • Crear perfiles en las RRSS donde se encuentre el público objetivo y trabajarlas.
  • Diseñar una campaña de lanzamiento, y estudiar invertir en anuncios de pago en Google y RRSS.
  • Conseguir una publicación en medios de comunicación para elevar la reputación de marca.
Subir